The World of Banksy

Robin Banksy (Bristol, 1974) es un artista(o grupo de artistas)callejero icónico y enigmático cuyas obras ya se han convertido en clásicos y referencia de otros artistas. 

Usando la técnica del Stencil con trepa(plantilla), método antiquísimo y recuperado por él, crea obras poéticas y reivindicativas que hablan de justicia social, racismo, clima, incivismo, capitalismo y religión, siempre jugando con cierto sarcasmo. 

Artista global y anónimo, sigue la táctica de comunicación-guerrilla para abordar temas actuales y un dibujo suyo puede ser descubierto en el lugar más inesperado, como sucedió con la obra de un prisionero de Guantánamo aparecida en Disneyland el año 2006. 
Critica con maestría e irreverencia a la sociedad consumista e hipócrita, las guerras y los grandes lobbies de poder y sus graffiti nos sacuden y alimentan la polémica. 
Sus obras han aparecido en paredes de ciudades como Londres, París, Los Ángeles y ha hecho alguna incursión por Israel.
Ha colado sin autorización obras suyas en el British Museum, en la Tate Modern de Londres, el Museum of Modern Art, el Metropolitan Museum of Art, el Brooklyn Museum o el American Museum of Natural History de New York, o el Louvre.
Banksy, cuyo nombre se sospecha que es es un juego de palabras (Robbing Banks) juega con el misterio y se mantiene oculto para alimentar una suerte de leyenda alrededor del personaje que ha creado. 
Ha publicado sus obras en diversas ocasiones y su documental  Exit through the gift shop fue presentado en Sundance y la Berlinale con gran éxito de crítica y nominado a mejor documental en los BAFTA y los Oscar del año 2011.
 
Para seguir alimentando el debate de los derechos de autor en el street art, estos días tenemos en Barcelona una exposición no autorizada de 100 obras de Banksy. 
La frase atribuida a él “Los derechos de autor son para los perdedores” alimenta la polémica y nos introduce en una serie de planteamientos que el responsable de la muestra resume diciendo “Banksy es un pirata. Qué va a decir¿parad la piratería?”. 

 
La contraposición derechos de autor-derechos morales de la obra quedan sobre la mesa. El arte como mercancía, también. La idea de que el arte callejero pertenece a la calle. 
Muchos artistas callejeros denuncian el uso comercial de terceros de obras que están en la calle. 
Banksy ya les ha plantado cara de maneras creativas y provocadoras; todos recordaréis la escena de autodestrucción en la casa de subastas Sotheby’s al terminar la puja(se vendió por 1,18 millones de euros)de una de sus obras más paradigmáticas, Girl with Balloon. 
 
En cualquier caso, vale la pena pasarse por el Espai Trafalgar(C/Trafalgar 34, Barcelona) donde veréis en formato real muchas de sus obras más controvertidas replicadas por un grupo de artistas franceses.
 
Una vez más, la polémica está servida. 

 

 
 
3

¿Quieres conocer las últimas tendencias a nivel nacional e internacional?

¿Quieres conocer las últimas tendencias a nivel nacional e internacional?

Apúntate a nuestra Newsletter para estar informado de todas nuestras novedades y tips!

Te has suscrito con éxito!