Museo Balenciaga, el secreto de un maestro

¿Quién fue en verdad Cristobal Balenciaga, el modisto más destacado de su tiempo, un creador excepcional que a día de hoy sigue influyendo e inspirando a legiones de diseñadores?

Mucho se ha hablado de él desde su infancia en Guetaria hasta convertirse en el “maestro de los maestros”, de su perfeccionado estilo, de su técnica y sobriedad y de la creación de vestidos que hoy son leyenda pero muy poco se sabe sobre su persona.

Para conocer mejor su extraordinario legado e intentar arrojar algo más de luz sobre su secreta figura decidí visitar el Museo Cristobal Balenciaga de Guetaria, un museo inaugurado en 2011 que reune la mayor muestra de creaciones del modisto en el mundo.

La Reina descubre la placa conmemorativa de la inauguración del Museo

Sorpresa, sorpresa la colección permanente mostraba las características fundamentales de su obra así como definía su evolución y consagración pero de nuevo sobre él: casi nada.

Fue una persona tan secreta y misteriosa como su museo donde apenas se dan datos o se cuentan anécdotas sobre su vida. Lomustdelomust ha querido saber algo más de lo que escondía ese hombre de semblante serio y genio entre los genios y esto es lo que hemos encontrado:

1-Nació en Guetaria el 21 de enero de 1895 en el seno de una familia muy humilde. Su madre era costurera y su padre, un pescador que murió joven.

2-Se cuenta como anecdota que a los 13 años abordó a una de las señoras para las que su madre cosía, la marquesa de Casa Torres, y le propuso hacerle una copia del modelo que llevaba. La marquesa accedió y quedó deslumbrada.

3-Ese conocimiento innato de la sastreria y de las telas marcaría su carrera, Balenciaga era sin tener estudios, un ingeniero del textil.

4-No había cumplido 20 años y Balenciaga ya era el diseñador de la realeza y la alta sociedad españolas y abrió tiendas con la ayuda de sus hermanas en Madrid, Barcelona y San Sebastian.

5-El estallido de la Guerra Civil lo llevó a trasladarse a París en 1937.

6-Sus trajes elaborados escrupulosamente a mano eran tán irrepetibles como sus clientas: Ava Gardner, Greta Garbo, Fabiola de Belgica, Carmen Polo, Grace Kelly…

7-Diseñadores como Emanuel Ungaro, Courrèges, Hubert de Givenchy y Óscar de la Renta pasaron por sus tiendas españolas para aprender a coser como el antes de incorporarse a su taller de Paris

8-Las clientas debian acudir solas a las pruebas, y no podian hablar con el mientras trabajaba sobre el traje. Dicen de él, que aunque poseía un sentido el humor muy fino, era extremadamente antipático.

9-Enfureció cuando Dior le quitó protagonismo con el New Look y no perdonó a algunas de sus clientas que se cambiaran de salón.

10-Muy astuto, celebraba sus desfiles una semana después de las demás, así obligaba a la prensa y a los compradores a regresar a París exclusivamente para verle ofreciendo (una vez todas las tendencias desveladas) lo nunca visto: el traje saco, el vestido túnica o el Baby Doll, una silueta trapezio… todas ellas imitadas hasta la saciedad.

11- Vivió abiertamente su homosexualidad. El gran amor de su vida fue Wladzio d´Attainville, un aristócrata polaco-francés, magníficamente relacionado, que reunió el dinero para abrir su casa de costura parisina. Jamás se separaron y cuando Wladzio murió, Balenciaga nunca se recuperó.

12- Cerró sus tiendas y se retiró en 1968 de un día para otro y sin avisar a nadie, porque entendió que el mundo de la moda había cambiado y que la Alta costura estaba herida de muerte.

13-Terminó sus días en 1972 en su casa de Altea donde le gustaba pasar el tiempo pintando y conversando con sus ayudantes.

Balenciaga fue el número uno y lo sigue siendo a día de hoy sobretodo por un factor esencial: se pusó al servicio de la mujer. Para él, la moda era una heramienta para embellecer y disimular defectos. Si la clienta no tenía cuello, el alargaba el cuello del vestido para que pareciera un cisne, si la clienta tenía las muñecas gruesas estiraba la tela para dotarla de mangas infinitas. Ese fue su gran talento, no fue un genio creativo que se limitó a plasmar su visión sino que ESCUCHÓ ACTIVAMENTE e hizó que cualquier mujer vestida de Balenciaga, transmitiera a través de esa seguridad que da el verse bien, mucho más que belleza.

 

0

¿Quieres conocer las últimas tendencias a nivel nacional e internacional?

¿Quieres conocer las últimas tendencias a nivel nacional e internacional?

Apúntate a nuestra Newsletter para estar informado de todas nuestras novedades y tips!

Te has suscrito con éxito!