LA HABANA: Decadente y seductora

El eclecticismo es la nota dominante en sus coloridas calles, donde conviven grandes edificios coloniales con otros de influencia estadunidense, europea y hasta oriental. Casi todo en un notable estado de deterioro forzado por la falta de recursos y el embargo.

Una capital decadente donde el tiempo pasa despacio y el sol abrasa 255 días al año.


La Habana es una ciudad de playa, pero también un centro cultural de primer orden. Sus festivales de cine, jazz, ballet y guitarra están entre los mejores del mundo. Su literatura tampoco desmerece y la Feria Internacional del Libro es la mejor prueba.

Piérdete por la Habana Vieja. Callejea sin rumbo por sus calles con los cinco sentidos. Es una ciudad para vivirla, para sentirla, para saborearla y, sobre todo, ¡para bailarla!

Dónde alojarte:

La Habana ofrece tres formas básicas de alojamiento: Los hoteles de cadenas internacionales, los hoteles históricos de La Habana Vieja y las casas particulares, esta última opción es la más interesante para descubrir la Cuba real.

Hotel Manzana

El Gran Hotel Kempinski La Habana, construido originalmente entre 1894 y 1917 como la primera galería comercial de estilo europeo en Cuba, está situado en el corazón de la Habana Vieja, con vistas directas al Capitolio y al Gran Teatro de La Habana.

¡Disfruta del primer hotel de lujo en Cuba!

Hotel Nacional

Uno de los más famosos del Caribe, se construyó en 1930, lugar emblemático construido sobre un promontorio. Edificio muy ecléctico con dos grandes torres, con una mezcla de estilos muy curiosa, pero sobretodo lo que tiene es un jardín maravilloso asomando al mar, con el Malecón al fondo. Para mi, uno de los mejores daiquiris de la isla.

Hotel Saratoga

Un agradable hotel reformado con gusto hace unos años, que ha mantenido su fachada neoclásica. En su azotea está la piscina donde se ve la fábrica de Patrañas, la Ópera y La Floridita.

Dónde comer:

La Guarida: Restaurante conocido por la película Fresa y Chocolate, está ubicado en un precioso palacete del sg XX. Imprescindible.

Paladar Vistamar: El paladar se encuentra en varias estancias del segundo piso de una elegante vivienda con piscina privada de Miramar que ha sido reconvertida en restaurante. Altamente recomendable por su comida marinera y cubana.No te pierdas su langosta cubana!!

 

Paladar San Cristobal: Conocido como el paladar de los famosos, su ubicación en Centro Habana, da al San Cristóbal un extra de encanto y autenticidad. El paladar ocupa la planta baja de un emblemático edificio de viviendas sin restaurar del número 469 de la calle San Rafael, entre Zanja y El Malecón.

Es uno de esos lugares del pasado en medio de la ciudad que parece mentira que hayan sobrevivido a los envites del progreso. Un sitio ideal para aquellos que realmente quieren conocer la verdadera Cuba.

Doña Eutimia: En el corazón de La Habana, en el Callejón del Chorro, muy cerca de La Catedral, la paladar Doña Eutimia mezcla lo moderno y familiar. Su nombre rinde homenaje a una señora que les cocinaba a los artistas plásticos Fabelo, Nelson Domínguez, Choco y otros cuando trabajaban en el Taller Experimental de Gráfica.

ChaChaChá Bar-Restaurante: Ubicado en el corazón de la Habana Vieja, justo en un lateral del Museo de la Revolución este restaurante aúna comida tradicional con toques modernos, excelentes cócteles y un ambiente distendido en medio de una cuidada decoración.

Vida nocturna y locales con historia

La Bodeguita del Medio

Hemingway adoraba Cuba y contribuyó a dar fama mundial a su ron. En la Bodeguita del Medio, que sigue existiendo, en el 207 de la calle Empedrado, Ernest se tomaba un mojito todas las noches, ese era su rito.

Un estadounidense del que los cubanos hablan con orgullo. Veinte años pasó en la isla, donde escribió clásicos como “El viejo y el mar”. Miles de viajeros, los que van dejando firmas y dibujos en sus paredes, sucumben ante este combinado de ron, soda, lima, azúcar y hierbabuena. Para comer las especialidades de la casa son el cerdo asado, el arroz y los frijoles.

El Floridita

Sus paredes han sido testigos del paso de más selectos personajes de la cultura, la política, el arte y la vida social que han sabido disfrutar, durante dos siglos, de su excelente coctelería y de la exquisitez de sus platos. Sus daiquiris son conocidos en el mundo entero.

La Fábrica del Arte

Se ha convertido en uno de los lugares más populares de La Habana para nacionales y extranjeros. De las ruinas de una antigua factoría de aceite, emergió un lugar completamente distinto de todos los lugares de entretenimiento habanero.Una especie de confluencia artística y cultual que traspasa los límites de convencional.Constituye una nueva alternativa nocturna con propuestas tan variadas como su público. En sus calderas se encuentra el restaurante “El cocinero ” , buen ambiente en un lugar único.


Los coches

Los coches tanto aquí como en otras zonas de Cuba, merecen un capítulo aparte. Los cubanos han hecho de la necesidad virtud y “gracias” al embargo hay por aquí mucho doctor en mecánica. Conclusión: Un impresionante parque de coches clásicos de los años 50-60, incluso de antes con un montón de remiendos.

Cuba es el país con más coches clásicos por habitante.

De los 150.000 que había cuando estalló la revolución y se impuso el embargo, hoy quedan unos 60.000. Un récord que convierte a sus carreteras en todo un museo vivo.

La mitad del parque es de los años 50, una cuarta parte de la década de los 40 y ¡atención! otro 25% de 1930. Ford, Chevrolet….. son algunas de las marcas de estos abuelos del metal, que en la mayoría de los casos sólo conservan su carrocería primitiva.

Los motores y piezas de recambio fueron importados en su momento por los países del bloque soviético.

Los vehículos habaneros son un valor seguro para fotografiar,para una vuelta en ellos es tan fácil como parar un taxi!

El Malecón

Es uno de los lugares clave de La Habana y sin duda uno de los lugares imprescindibles para los propios habaneros. Es el paseo marítimo más famoso del mundo y uno de los más largos.


 

Playas del Este

Una de las playas preferidas y más visitadas por los habaneros.Escenario ideal para conocer a veraneantes cubanos, estas playas se extienden (casi ininterrumpidamente) a lo largo de 15 kilómetros al este de La Habana desde Bacuranao hasta Guanabo.

Aquí os dejamos otra ciudad fascinante, La Habana, donde conviven dos mundos injustamente paralelos: El de los seres de paso, los turistas cargados de divisas y el del pueblo habanero, maestro en el arte de sobrevivir.

Cuba hechiza a quien la visita con sus colores vibrantes, sus ritmos hipnóticos, sus tradiciones con esa ilusión de calma e inmutabilidad, nos quedará seguir observando a la isla con el único deseo de que sus gentes alcancen la vida que merecen.

 

2
Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
¿Quieres conocer las últimas tendencias a nivel nacional e internacional?

¿Quieres conocer las últimas tendencias a nivel nacional e internacional?

Apúntate a nuestra Newsletter para estar informado de todas nuestras novedades y tips!

Te has suscrito con éxito!