El toque velvet

El otoño tiene una gran variedad de tejidos que pueden añadir un toque de elegancia a nuestros looks del día a día. Uno de ellos es el terciopelo, que con la llegada del frío se convierte en el elemento estrella de la temporada.

Su uso se remonta al sg XIV en el lejano Oriente, pero ha pervivido a lo largo del tiempo equiparándose a tejidos de lujo como la seda.

Ha pasado de ser ese material decadente de antaño a convertirse en la tela del otoño, que se integra en prendas y complementos.

Es el tejido más suave y cálido que salta de la pasarela a la calle para protagonizar tanto looks de diario como noches de fiesta.

Y es que si tenemos que encontrar un tejido que reúna un look invernal y que encaje perfectamente en una noche de fiesta, ese es el terciopelo.

Vuelve en clave romántica, en bodies, vestidos y pantalones.

Pero si hay que escoger una prenda nos quedamos con la chaqueta. Un blaser de terciopelo aporta estilo, clase y abriga.

Negro, azul, burdeos, pero también mostaza, gris o rosa…En todos estos colores podemos encontrar en los escaparates los llamados vestidos velvet. Ajustados, estilo tubo con mangas, cortos o por debajo de la rodilla.

Consejo: No te excedas con los accesorios

 

1

¿Quieres conocer las últimas tendencias a nivel nacional e internacional?

¿Quieres conocer las últimas tendencias a nivel nacional e internacional?

Apúntate a nuestra Newsletter para estar informado de todas nuestras novedades y tips!

Te has suscrito con éxito!