¡Orgullo CURVY!

Desde 2016 y la primera portada de la historia de una modelo curvy para la revista de bañadores Sports Illustrated no ha llovido mucho y sin embargo algo está cambiando en nuestra forma de percibirnos.

Las mujeres plus-size se afirman y nos ayudan a tener una mirada positiva sobre nuestro cuerpo, porque la belleza y la elegancia no son una cuestión de talla y para muestra, estas fotos absolutamente espectaculares de la top Ashley Graham.

Hoy por hoy, no hay mujer del “primer mundo”que no esté sometida a la presión constante de la delgadez y de la juventud, ¿pero qué tal si cambiáramos y aprendiéremos a aceptarnos y a amarnos como somos siguiendo el camino de las modelos de tallas grandes?

Recuerdo la portada de Tara Lynn para Elle Paris en 2007. Yo vivía ahí entonces, y compré la revista entusiasmada: ¡Por fín, una modelo diferente, una mujer normal, de carne y hueso, guapa pero lejos de los extrictos cánones de belleza que seguíamos! La revista fue récord de venta. Nunca “Elle” había vendido tanto y yo me pregunto ¿Por qué?

¿Por qué empeñarse entonces, en mostrar cuerpos de 18 años photoshopeados, si las mujeres de occidente estamos deseando sentirnos identificadas con las modelos de las revistas que ojeamos?

La industria de la Moda tendrá su para qué, pero este nos ha llevado a ser muy infelices e inseguras, a sentir que no estamos a la altura por una cuestión de kilos o de años. Nos hemos tragado el modelo de mundo de estilistas y diseñadores que no se sienten atraidos por el cuerpo de la mujer.

Yo desde aquí, quiero aplaudir a modelos como Marisa Jara que han tenido el coraje de hablar de ese mundo restrictivo e insano en el que belleza es igual a peso en su libro “La talla o la vida” .

La modelo española que tuvo que oir en el pasado frases como “Qué pena con lo guapa que es y lo gorda que está” triunfa hoy en las pasarelas nacionales e internacionales, superada su bulimia, como modelo curvy. El resultado: impresionante.

Tendremos que agradecer también a mujeres como Kim Kardashian, Demi Lovato o Beyoncé el habernos demostrado que se puede triunfar y ser admirada sin pesar 50 kilos. Porque nos gusten o no por su “trabajo” han ayudado a difundir cánones de belleza alternativos.

Además según un estudio realizado por científicos de la Universidad de Texas, el cuerpo perfecto no es otro que el de la inglesa Kelly Brook (37 años) que con una anatomía de  99-63-91  y una estatura de 1,68  cumpliría con las proporciones ideales del cuerpo femenino. La modelo asume con orgullo un cuerpazo que muchos tildarían de “rellenito”.

¿Porqué no replanterarnos entonces nuestras creencias, dejar de machacarnos en el gimnasio o de torturarnos con dietas y restricciones absurdas para alcanzar un ideal poco realista?

¿Sabiaís por ejemplo, que los gustos de la mujer y los del hombre son muy diferentes en cuanto a cuerpo femenino?

Otro estudio lo demuestra:

Los hombres buscan voluptuosidad  ahí donde nosotras ponemos delgadez.

La vida es corta, comer es un placer y querer parecernos con 40 a la modelo de turno de 18 denota una soberana falta de personalidad y madurez.

Yo apuesto por una sociedad cada vez más consciente en la que aprendamos a mirarnos con otros ojos y a tener un diálogo más compasivo y sano con nosotras mismas. ¿Qué os parece?

¿Me ayudaís a construir un mundo nuevo sin tallas ni edades para las nuevas generaciones?

Romper con esta esclavitud de la belleza y de los kilos empieza por nosotras, depende de nosotras.

 

 

 

1
Foto por: ¡Orgullo CURVY!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
¿Quieres conocer las últimas tendencias a nivel nacional e internacional?

¿Quieres conocer las últimas tendencias a nivel nacional e internacional?

Apúntate a nuestra Newsletter para estar informado de todas nuestras novedades y tips!

Te has suscrito con éxito!