Los Jardines de Hermès

A mediados de agosto, con el calor atenazándonos, hemos pensado que lo más refrescante e inspirador sería dar un paseo por los Jardines de Hermès.

 
La marca nos adentra en una mezcla de poesía, relatos de viajes y paseos por nuestros recuerdos olfativos a través de cuentos y evocadores jardines.
 
 
En esta ocasión queremos centrarnos en su serie Jardins, que tienen en el agua el hilo conductor de la colección tanto como fuente de inspiración como origen de la vida. El agua será la que nos transportará a lugares soñados y recordados y nos llenará de placer el espíritu y los sentidos.
 
 
El primer perfume se presentó en 2003 de la mano del artesano perfumista Jean-Claude Ellena, un verdadero Mozart de la creación perfumística y responsable de fragancias exitosas que se han mantenido durante años como First para Van Cleef & Arpels, Déclaration para Cartier, Eau Parfumée au thé Vert para Bulgari y Eau de Campagne para Sisley.
 
El primer jardin fue Un Jardin Méditerranée, que nos transportó a los paisajes de la Provenza, a los aromas de Túnez, a los cítricos bañados por el sol amable del atardecer, a sombras, a secretos y a murmullos de fuentes escondidas tras exuberantes higueras.
 
Dos años más tarde el artista nos regaló un Jardin sur le Nil, un meandro de frescor que nos acerca a las islas-jardin del Nilo, rebosante de tonos verdes vegetales, un insólito aroma de mango verde, loto, incienso, cálamo y madera de sicomoro como alma de esta oda exótica.
 
Un Jardin après La Mousson es, según palabras del propio autor «Expresión serena de la naturaleza que renace después de la lluvia». Un sorprendente viaje a la India tras el monzón, cuando la lluvia devuelve la vida y la jugosidad a los tallos vegetales, que el sol arrebató durante la estación seca. La naturaleza renace y lo expresa con notas de Jengibre, cardamomo, cilantro, pimienta y vetiver. 
 
Jardin sur le Toit es el relato de un jardín escondido en el centro de París, rebosante de luz y fiesta. Magnolios, perales y manzanos adornan ese rincón del tejado, mientras plantas aromáticas y malas hierbas juguetean para crear ese ambiente veraniego y risueño, exultante y crujiente.
 
Cuando parecía que la serie Jardins tocaba a su fin, un viaje a China de la mano del artista Li Xin dio con la atmósfera y la inspiración que necesitaba para evocar los delicados jardines chinos. La idea de jardín oriental, remanso de paz donde vagar y meditar. Donde la vida se detiene en la contemplación de belleza contenida y armónica, donde vista y olfato se llenan de serenidad y emoción. En ese descubrimiento del alma de Asia nace Jardin de Monsieur Li, una joya valiosa colmada del frescor de los estanques, del jazmín, el ciruelo, el kumquat y el bambú gigante.
 
Lomustdelomust se confiesa perdidamente enamorada de este último jardín, aunque guardar la esencia de cinco jardines en delicados diseños sobre nuestra cómoda, no es una idea a desechar…

Soñad en vuestro jardin, elegid dónde queréis transportaros y embriagaos de aires exóticos, lejanos y refrescantes mientras esperamos a que el verano nos dé por fin una tregua.

4

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
¿Quieres conocer las últimas tendencias a nivel nacional e internacional?

¿Quieres conocer las últimas tendencias a nivel nacional e internacional?

Apúntate a nuestra Newsletter para estar informado de todas nuestras novedades y tips!

Te has suscrito con éxito!